jueves, 14 de julio de 2016

Reseña: El alquimista – Michael Scott





Título: El Alquimista: Los Secretos del Inmortal Nicolas Flamel.


Título original: The Alchemyst: The Secrets of the Inmortal Nicholas Flamel.


Autor: Michael Scott.


Páginas: 429.





Sinopsis:



Cuando Sophie y Josh Newman dos adolescentes que viven en San Francisco deciden ponerse a trabajar en verano para sacarse un poco de dinero, no se imaginan que los afables propietarios Nick y Perry Fleming son en realidad los últimos guardianes de un libro mágico y milenario responsable del equilibrio entre el Bien y el Mal...

Resumen:


Nicolas Flamel: El alquimista
El alquimista es la primera parte de una saga de seis libros llamada “Los secretos del inmortal Nicolas Flamel”. Antes de adentrarnos al libro, quiero hablarles un poco sobre el personaje principal: Nicolas Flamel.

Quizás, si les gusta un poco la historia, podrán identificar este nombre, porque sí, Nicolas Flamel fue un personaje legendario. Según la historia, él fue capaz de crear, gracias a un libro que le fue regalado, la Piedra Filosofal, que podía convertir cualquier metal en oro, y el Elixir, capaz de proporcionar inmortalidad.

Esto no es spoiler, pueden leerlo en internet o en la biblioteca y sabrán que es verdad.

Perenelle Flamel: La hechicera
Ahora bien, pasamos al libro. La historia comienza bastante típica: Dos mellizos adolescentes que, buscando la forma de tener algo de dinero, deciden conseguir trabajo. Mientras que Josh trabaja en una librería con Nick Fleming, Sophie trabaja justo en frente en una cafetería. Todo era normal, hasta que un día una persona, que se hace llamar John Dee, llega a la librería buscando un libro en particular. Cuando Nick reconoce al hombre, estos se enfrentan para evitar que consiga dicho libro. Después de un momento de pelea, Dee se apodera del libro y de la esposa de Nick, Perry. Resulta que este libro es nada más y nada menos que “El Codex” o “El libro de Abraham el Mago” (tampoco es spoiler, lo leen en las primeras páginas), la cual es la que le proporciona a Nick y Perry la inmortalidad, porque ellos en realidad son los personajes históricos, Nicolas Flamel, el alquimista; y Perenelle, la hechicera (esto quizás si sea spoiler, ¡pero vamos! Deberían saberlo ya, por el nombre del libro).

Desde ahí, los mellizos (quienes también resultan ser los gemelos de cierta profecía), Nick y un personaje bastante peculiar, Scathach, se enfrascan en un viaje a diferentes lugares, mundos y tiempos en las que harán todo lo posible por rescatar a Perenelle y el Codex, con la que Dee pretende revivir a los Oscuros Inmemoriales, y sin ella Nicolas no puede crear el elixir de la vida, por lo que morirá en menos de un mes.

Opinión personal:


Realmente intenté escribir el resumen con la menor cantidad de spoilers, aunque fue bastante difícil, ¿Por qué? Porque cuando un libro me gusta tanto, me es imposible mantener la boca cerrada o los dedos tranquilos sobre el teclado.

Lo he dicho: ¡ME HA ENCANTADO!

Al ser este libro parte de una saga, la verdad no quería leerla, debido a que yo soy algo así como “La odia sagas”, excepto por dos o tres de ellas. Sin embargo, me llamó bastante la atención la alusión a este personaje, Nicolas, y mi primo me insistió tanto, que decidí que no perdía nada dándole una oportunidad. ¡Realmente me arrepentí de pensármelo!

Este libro (y toda la saga, esperen el resto de las reseñas pronto), era lo que estaba buscando, algo fresco y que se salga del típico encajonamiento en la que los autores actuales están. Aunque he de admitir que la parte de la profecía y todo eso es bastante cliché, creo que eso es dejado a un lado por la trama, los personajes, pero principalmente por la narración.

Vayamos con esos tres puntos:

Yggdrasil (Árbol de la vida)
La trama: Leer este libro es como tomar un curso intensivo de historia, mezclada con fantasía, ya que engloba desde historia universal, hasta seres mitológicos de diferentes culturas y regiones. La verdad me impresionó, porque no es la típica mezcla en la que te sentirás presionado o que te hartará, Scott logra hacer, en una novela juvenil, una mezcla exquisita entre todos los mundos, para que sientas que te transportas con los personajes, viajes y alucines a través de esos mundos, eso sí, mientras aprendes historia, por si alguna vez te quedaste dormido en clases (ojo, no todo es exactamente igual a la mitología, Scott le puso de su propia cosecha y claramente fue un acierto).


Los personajes: Creo que esto igual es un punto a resaltar, debido a que todos los personajes, excepto los mellizos, son sacados de la mitología, leyendas e historia universal. Quedarás impresionado al ver la interacción de tantos y tan peculiares personajes, adaptados al mundo moderno. Hubo personajes para todos gustos, sin embargo fueron dos los que llamaron mi especial atención, una debido a su personalidad, y otra debido a su historia. Una se llama Scathach y la otra Hécate. No les diré más y dejaré que ustedes conozcan a estos asombrosos personajes.
Hécate: Diosa Griega


Scattach: Diosa Celta

















La narración: Lo que más me emocionó de este libro fue la narración, ya que el desenvolvimiento de los personajes fue fluida, con sentido y poco común. Otro punto importante en la narración es que todo transcurre tan rápido, aunque igual quieres terminar el libro con la misma rapidez. Me atrevo a decir que sus descripciones me hicieron querer compararlo con la narración de Verne, tan explícito y no perdiendo ningún detalle, aunque con dos géneros diferentes. Les anticipo, que con este libro tendrás muchos cabos sin atar, pero leyendo los siguientes de la saga, tendrás resueltas todas y cada una de tus dudas.  He de admitir que, si te gustan los libros ligeros, fáciles de leer, con este libro quizás te tome algo de tiempo engancharte o seguirle el ritmo, ya que, aunque no es narración complicada, tiene ciertos nombres o referencias a los que no le encontrarás sentido al principio o que probablemente te aburrirá, pero ten paciencia, entenderás todo y amarás todo mientras vayas avanzando con la lectura.


“Soy leyenda.

La muerte no me espanta y las enfermedades ni siquiera pueden afectarme.

Miradme y os resultará difícil adivinar mi edad, pues nací el año 1330 de Nuestro Señor, hace más de seiscientos setenta años.

A lo largo de mi vida he desempeñado varios oficios: he sido médico y cocinero, librero y soldado, maestro de literatura y de química, e incluso policía y ladrón.

Pero antes que todo eso, fui un alquimista. De hecho, fui el Alquimista.”

Extracto del diario personal de Nicolas Flamel, el Alquimista.

 

Resumiendo:


Lo que me gustó: La narración y la interacción entre los personajes secundarios.

Lo que no me gustó: El típico cliché, dos adolescentes destinados a salvar al mundo.



Bien. Creo que he escrito demasiado, eso pasa cuando me emociono, y los otros dioses pueden dar fe de ello.

¿Recomiendo este libro?


Totalmente. Si te gusta la fantasía mezclada con mitología e historia, tengas la edad que tengas, este libro es para ti. Si no te gusta, creo que igual podrás pasar un rato genial leyéndola y definitivamente te gustará.

Repito, si no te gusta la lectura un tanto… complicada, o bien, con  muchos nombres y palabras extrañas, quizás te tome algo de trabajo, pero recuerda que el esfuerzo da frutos.


Mi puntuación: 4/5

-Artemis

7 comentarios:

  1. Solo una palabra puede describir esta reseña, hermosa <3, ahora tendré que leer el libro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara, y que realmenta leas el libro. Te prometo que te atrapará.

      Eliminar
  2. Por tu culpa los tendré que leer, me encantó la reseña

    ResponderEliminar
  3. Interesante reseña, desatacas los puntos que atrapan del libro y los que no, me gusta el trabajo que se hizo, aunque sugiero poner un apartado con un letrero que grite Spoilers y así puedes hablar un poco más del libro.
    Personalmente me encanta cuando las escritoras de las reseñas fangirlean con los libros, le ponen picante y una desbordante emoción a lo que escriben (y gifs, muchos gifs), y eso no se siente tanto en la reseña, pero en general es buena pues va a lo que es, a lo concreto y eso también me gusta (maldita bipolaridad).
    Tu y Apolo me confunden, pero creo que huelo en ti a Tris pateame si me equivoco, pero creo que ella dijo que amaba esta saga.
    PD: Comencé el libro pero he sido muy floja para terminarlo (lady midnight, entre otras continuaciones y la saga With you, y la practica *de la cual ya soy libre* me raptaron)espero terminarlo en estos días.
    Un fuerte abrazo y mucha Armonía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tris no esta aquiiií! Jhajhajha
      Creo que entiendo tu punto y si, el dinamismo y el fangirleo no estuvieron tan presentes. Sin embargo, consideré que no debí hacerlo, dado al amor y respeto que le tengo al libro. Pero te prometo en que la siguiente escrita por mi tendrás mucho de eso.

      Eliminar
    2. Ay! Tris se me perdió y me volveré loca, jajajaja, donde andas Tris (ya se que esta más en Twitter), mil gracias por tu reseña y esperare la próxima, entiendo tu posición con el libro y estoy totalmente de acuerdo con que expreses tu respeto de esa forma.
      Un fuerte abrazo y mucha Armonía.

      Eliminar