Reseña: Good Boy - Sarina Bowen & Elle Kennedy

Hola mis Olímpicos, he vuelto con una reseña de un libro que esperaba con ansias y el cual me ayudó en la crisis de lector más larga que he tenido, y debo confesarles que me encantó; ya que me hizo llorar de risa y me enseñó, que a veces, lo que buscamos no necesariamente es lo que necesitamos.

Sin más que agregar, iniciemos.




Planear la gran y exclusiva boda de su hermano es un reto para Jess Canning. Con la familia arruinándolo ya, no puede permitirse fallar. Y nadie (¡nadie!) puede enterarse del error colosal que cometió con el padrino durante un momento de debilidad la primavera pasada. Estuvo mal, y no se repetirá. Absolutamente no.

Incluso si él es la cosa más sexy que ha visto nunca.

Blake Riley ve la boda como un regalo del destino. ¿Jess es la dama de honor y él el padrino? Que empiece el juego. Entonces, ¿qué si tiene que lidiar con un poco (bien, mucha) resistencia? Solo tiene que convencer a la rubia terca de que realmente es un buen chico con mala reputación.

Afortunadamente, cada jugador profesional de hockey sabe que tiene que esforzarse para anotar.

Pero Jess tiene más presión con la que lidiar que pasar tiempo con un sexy hombre con alma de niño. ¿La ceremonia va a empezar a tiempo, incluso si alguien emborrachó a la abuela? ¿Debe haber mucho brillo en una boda? Y, ¿está mal asesinar al padrino?

Empezaré aclarando que si estás buscando un libro con una historia profunda, tal vez éste libro no será una buena opción para ti, pero si en cambio, vienes de un final traumático o simplemente quieres algo que te haga divertir a mares y te deje con una sonrisa de oreja a oreja al finalizarlo, éste, querida o querido, es el libro indicado.


-¿Por qué un humano tan molesto tiene que ser tan jodidamente atractivo?

Good boy o Buen chico en español, nos trae la historia de Blake y Jess, los que leyeron Him de las mismas autoras ya sabrán que desde el libro dos de la bilogía Him se entendió que entre estos dos había pasado algo y muy caliente.

Amé cómo se desarrolló esta historia de principio a fin ya que no es el clásica insta-amor (cosa que yo en lo personal detesto). Otro punto que quiero recalcar, es que sentí que ambos protagonista se comportan como adultos en cuestiones del desarrollo de su relaciónm ya que durante ningún momento leeremos situaciones tontas o exageradas de ninguna de las partes, así como cero mal entendidos o cosas absurdas con las que a veces nos salen ciertos autores.

Y aunque durante el 90% del libro leemos a un Blake despreocupado y muy divertido, también podemos encontrar la esencia de un protagonista que se ganó a la chica a base de apoyo, comprensión y amistad.

Jess me encantó ya que durante el desarrollo de el libro va ganando esa confianza que tanto necesitaba y nos enseñó que nunca es tarde para buscar desempeñarte en lo que amas y en lo que estás destinado a hacer.

Una historia llena de risas y momentos sexys. que demuestran que, a veces, para ganar el amor de una mujer, primero debes hacerla sonreír.

-Hera