Reseña: Segundas Oportunidades - Becca Berger

Una segunda oportunidad para amar... para volver a sentirte completa. Superar cada obstáculo vale la pena si al final, puedes compartir tu vida con tu otra mitad.



Amar es el sentimiento más poderoso del mundo. Sin embargo, cada persona puede amar de diferente manera. Adéntrate en los relatos de cinco mexicanas que te contarán sus historias de amor, y cómo una segunda oportunidad cambia sus vidas.

El amor no es color rosa. Siempre habrá aprendizajes y travesías por recorrer. Aunque tropieces en el camino, ¡Mereces una segunda oportunidad!





Este es otro libro que nos pidieron reseñar y admito que estaba un poco nerviosa porque es la primera vez que reseño y la autora leerá lo que tengo que decir respecto a su historia y wow,  en serio que me daba un poco de miedo…  pero ya no le daré vueltas al asunto y voy a por ello.

Todos tenemos miedo a equivocarnos, a tomar decisiones precipitadas y con ello arruinar todo por lo que hemos luchado… pero, ¿crees en las segundas oportunidades?

En eso se centra el libro de esta oportunidad, nos relata historias de diferentes personajes en diferentes situaciones, nos muestra cómo podemos perder todo en un momento por una mala decisión. Tenemos personajes como Clara y Alexander, o Valeria y Salvatore en diferentes situaciones siendo su única cuestión en común, el miedo a tomar una decisión equivocada.

Me encantan los relatos cortos, aunque en esta ocasión alguna de las historias se me hicieron demasiado rápidas, pero eso lo dejaré para luego, ahora me centraré en contarles, sin spoilers, un poco sobre lo que va el libro.

Tenemos en primer lugar un punto universal… ¡todas las protagonistas son mexicanas! Así es chicos, tenemos eso en común, pero por lo demás, las historias se desarrollan en lugares distintos, con problemas diferentes, pero con el constante temor de que si no eres lo suficientemente hábil podrías perder lo que más amas.


La historia de Clara y Alexander se me hace un poco cliché, sí. No lo tomen a mal, amo lo cliché pero me hubiera gustado que nos relataran un poquito más sobre lo que pasa después del encuentro. Y es que Alex es, literal, un Dios griego, no más bello que Ares por supuesto ;) oh, y él dice una frase que siempre es mi debilidad: “Agapi Mou”.

Pero definitivamente la pareja que más me encantó fue la de Valeria y Salvatore, dos personas que parecen ser tan distintas entre sí, pero que son el complemento del otro sin saberlo… Wow. Lo amo. Es que en serio, Valeria es el claro ejemplo de que aunque te hayan friendzonado desde hace tiempo, es posible que puedas salir de ahí con algo de suerte. Otro aspecto que me encanta de esta pareja es que ella no es la típica chica con cuerpo de infarto. No, Valeria es una chica con algo de sobrepeso según ella misma narra y con esfuerzo y dedicación ha logrado incursionar en el mundo de la moda y es genial, me encanta que no todas las personajes femeninas sean barbies, no, esto le dio un gran punto a favor a su historia e hizo que fuera de mis favoritas, y definitivamente me hubiese gustado saber más de ellos, de cómo se iba desarrollando con el tiempo, pero lastimosamente al ser una historia corta me he quedado con las ganas.


Y bueno, tenemos un punto que me ha dejado un poco con mal sabor de boca, ahora es algo casi común abordar un tema de enfermedad en algunas historias, creo que nos sensibilizan un poco respecto a eso, nos muestran todo lo que ellos pueden sufrir en momentos tan difíciles y cómo sobrepasan las adversidades, pero en esta ocasión este tema se ha quedado corto, no me agradó la forma en que se fue desarrollando el asunto entre Ange y Leonardo. Creo que su historia daba para algo más, es que no puedes abordar una enfermedad de forma tan rápida y circunstancial, no. Creo que es la único reclamo que le tengo a la autora, es que literal estaba leyendo un asunto y al siguiente párrafo ya había pasado un año… ¡UN AÑO! Es que eso no es de Dios, no señores, no.  Me quedaron muchas dudas al respecto, no es que la historia no me haya gustado, es que creo que no puedes tomar un tema de enfermedad y luego que todo se desarrolle de forma tan rápida.

Oh;  y no nos olvidemos de Jennifer y Leonardo, ellos son la cuarta historia corta de nuestro libro reseñado. Contra ellos no tengo ninguna queja, me encanta. Fin. De verdad, éste libro me dio ganas de irme a Italia en busca de un Salvatore o de irme a Grecia por un Alexander. Reafirmo la teoría de que el amor de mi vida está en Europa.

Le doy 4/5 por las razones ya dichas. Pienso que una enfermedad merece ser tratada en más profundidad, y porque a lo largo del libro sentí que habían partes que pasaban muy rápido, así a lo rapidín.

Y sin más que agregar, agradezco a la autora por haber confiado en nosotras y brindarnos esta maravillosa historia para poder reseñarla. No olviden dejar sus comentarios.


-Ares.

Les dejo el link, para que, si les interesa, compren el libro: Segundas Oportunidades.

Comentarios

  1. ¡Dulce o truco!
    Vaya, parece una historia perfecta para hacer del bloqueo lector, así que la tendré en consideración para más adelante.

    ¡Feliz Halloween! (Donde vivo son las 21:22)

    ResponderEliminar
  2. Tengo este precioso libro en lista de espera, espero hacerme con el dentro de poco acabadas con mis lecturas conjuntas.
    Abrazos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario