Reseña: Fantasías Absurdas - Idoia Saralegui



Salvador e Irene son amigos. Y si no llega a existir el WhatsApp hubieran podido seguir siéndolo toda la vida. Hasta que una noche, él escribe: “Me encantaría hacerte el amor”. A partir de ese momento, y aunque ambos saben que lo suyo es imposible, se hechizarán mensaje a mensaje. Y, espiando su conversación tú también te vas a enamorar de ellos. Una moderna historia de mensajes cortos y sentimientos largos que te mantendrá en línea de principio al final. Porque las hormonas te las puede alborotar cualquiera pero, en cambio las neuronas son muy pocos los que las saben acariciar. Maldito WhatsApp. Tenía una vida antes de aquel mensaje; pero desde que lo leí, el resto del mundo había desaparecido.


Idoia es una autora muy querida por los dioses del Olimpo, ha sido la primera autora entrevistada en el blog y además la primera autora que nos pidió que reseñáramos un libro suyo, si no me equivoco. Por lo que, cuando me dijeron que me tocaba reseñar un libro de ella, obviamente me emocioné, la reseña prometía…

Quiero empezar diciendo que nunca me he casado, no estoy en una relación, no tengo hijos, ni mucho menos un mejor amigo. Por lo que entre Irene y yo hay cero concordancia, quizás eso fue lo que hizo que no me agradara.

Se podría decir que al iniciar el libro, gracias a la sinopsis, ya tienes un gran spoiler, el dichoso mensaje que lo comienza todo, Salvador envía a Irene un whatsapp diciéndole que le encantaría hacerle el amor, y es así de sencillo como la vida de ella da un vuelco total, así como lo leen, por ese sencillo mensaje.


Salvador e Irene eran esos típicos niños que se pelean y luego se vuelven mejores amigos, su amistad ha sido muy larga a través de los años, pero nunca ha ocurrido algo entre ellos, no porque no se atraigan, no, simplemente porque ambos quieren muy distintas cosas para su vida a futuro.

Con el paso de los años, Irene se casó, tuvo dos hijos y luego se divorció. Mientras que Salvador dedicaba su vida a escribir grandes libros, el alcohol y las diversas mujeres que pasaban por su cama.

Esto sólo lo sabemos gracias a los recuerdos que aflora el mensaje de Salvador en Irene, conocemos un poco más de su historia en conjunto, ya que al ser una historia corta no hay hojas suficientes para escribir sobre los más de 20 años que se han conocido estos chicos.

Pero el mensaje no aflora sólo recuerdos, sino que también sentimientos, sentimientos que Irene había, en cierta forma reprimido, aunque ahora vuelve a recordar y a sentir lo mismo y quizá con mayor fuerza, pese a que con el paso de los años, han ido poco a poco perdiendo el contacto.

Respecto a su historia, me gustaría haber sabido más sobre cómo se desarrolló su amistad, porque sólo se muestra un poquito de ella, algo que me dejó con gusto a poco. Todo gira en torno a Irene, lo que se me hizo cansador dado a que se hacen irrelevantes los demás personajes, como que sólo están de relleno. Sabemos todo sobre Iren, su trabajo y lo que piensa o siente, pero no tiene mucha interacción con quienes son sus mejores amigos, incluso con su pareja y sus hijos.
Siendo el libro una historia corta, se me hizo más corta aún, pero eso no quiere decir que para mí fue una lectura rápida, todo lo contrario.

Ahora hablemos de los personajes puntuales:

Irene, es una mujer de 40 años, divorciada y con dos hijos, que tiene una relación de alrededor de un año con Mateo, es un personaje con quien no me pude identificar en nada aparte del género,  cada vez que la leía rodaba los ojos, no puedo aún ahora, comprender su forma de actuar, es un sinsentido; se pasa el libro entero reprochándose su actitud, pero no es capaz de  cambiar, culpando a la tecnología por su actuar, dejando de lado a gente importante y haciendo sufrir a personas por una simple calentura. Además, spoiler (si lo quieren leer, seleccionen el siguiente texto)

¿Cómo es posible andarse mensajeando de esa forma con un chico, cuando por tu culpa tu pareja está en el hospital? ¿Cómo?

Que alguien me explique eso, en serio, sé que todos cometemos errores, que somos humanos y bla bla bla, pero el actuar de Irene no fue para nada así.


Ahora Salvador, en cierta forma me cayó mejor que Irene, ¿por qué? Pues debido a que lo sentía más concreto, sí, era un idiota de primera, pero no se andaba con rodeos e iba al punto, algo que nuestra protagonista no era capaz de hacer. ¡Vamos! Que tienen 40 años, ya no es tiempo de andarse dando con vueltas, sino que hay que andar de frente.

Otro personaje que vale la pena mencionar es Mateo, la pareja de Irene. Sinceramente, ella no se lo merecía, él es un cielo de chico, el cual muchas sé que desearíamos tener, pero nuestra protagonista no lo aprovecha, y aunque él no supiera lo que ella pensaba o hacía, le iba a doler, porque NO era lindo lo que Irene hacía, aunque tratara de justificarse.

Un detalle que arreglar es la redacción y ortografía que tiene el libro, Idoia tiene una buena pluma, como se dice en el mundo literario, pero como soy bien quisquillosa (bien lo saben los Dioses) no pude evitar fijarme en esos errores que, quizá, para más de uno pasó desapercibido.

Y como bien leen, no tengo mucho que decir, mucha historia no hay, ya que a pesar de que Irene y Salvador llevan siendo mejores amigos desde casi toda su vida, aparte del tema sexual no se comenta mucho de lo demás, la historia en conjunto que tienen. Está Nerea, la mejor amiga de Irene y con quien tiene una empresa, pero tampoco sabemos mucho de ella. También está su ex marido y padre de sus dos hijos, con quién ni sé porqué se divorció, pese a que según ella “casi ni discutían” e incluso separados se llevan bien. El rol de madre de Irene no estuvo muy presente, debido a que está divorciada y también a que ella en cierta forma se la pasa pensando en Salvador ó hablando por Whatsapp con él el tiempo que está con ellos y Mateo, un chico enternecedor, el chico bueno de la historia, pero lamentablemente hay quienes prefieren al malo que te hace pasar malos ratos.


Ah, y se me olvidaba mencionar, la amistad es algo sagrado, que no puedes cambiar a tu antojo por algo meramente sexual, los amigos se valoran y se aprecian, y es por esa razón que al decir que Irene y Salvador son “mejores amigos” uso las comillas, porque si esos son mejores amigos, yo prefiero quedarme sola solita.
Le doy 1 de 5 Olimpos, y en cierto modo lo lamento, porque era un libro que me tenía con mucha ilusión, pero realmente no me gustó para nada, y al saber que tiene continuación, no me gustó aún más, hubiese preferido que fuese sólo un libro con inicio y fin. Es triste decirlo, porque en realidad soy muy fácil en cuánto a libros se refiere.

Y bueno, hasta aquí llegó mi reseña, de todos modos los animo a leer ésta historia, porque sé que tanto como a mí no me gustó, puede haber gente a la que le haya gustado. Además que Idoia ganó un premio gracias a éste libro (I Premio de Novela Corta de la Asociación de Escritores de Romántica). Déjenme saber sus opiniones en los comentarios. 

El libro lo pueden encontrar acá.

>ARTEMISA<

Comentarios

  1. Hola!!! No conozco el libro y debe ser porque es independiente.
    Muchas gracias por la reseña, debo decir que es una pena que no te gustara, siempre e tratado de apoyar los autores independientes ya que me e encontrado historias maravillosas, pero hay veces en que esos implemente no pasa no?
    Soy nueva en tu blog y ya te sigo!
    Te invito a pasar por mi blog también por si te animas!
    Cariños!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario