jueves, 27 de abril de 2017

Transexualidad




Transexualidad

Hola a todos, el día de hoy no me decidía porque tema sería la entrada y tenía esta idea rondándome en la cabeza desde que una amiga me hizo una encuesta respecto a mi opinión sobre el cambio de género y pensé que sería una buena oportunidad de tratar el tema.

Este es uno de los muchos temas tabús en nuestra sociedad hoy en día,
es difícil aceptar que todos tenemos derecho a ser felices no importando nuestras preferencias sexuales o si estamos en desacuerdo con el género que hemos nacido ya que desde pequeños nos inculcan que solo existe hombre y mujer y todo lo demás está mal. Nos cerramos tanto en este pensamiento que no logramos salir de nuestro error y no nos damos cuenta del alcance que podría tener nuestras conductas negativas hacia las personas,  nosotros bien podemos estar de acuerdo con nuestro cuerpo pero no  está de más el poder informarnos y poder conocer historias que tocaran nuestras vidas y nos darán una nueva perspectiva al tema para así poder comprender los y mostrarles que no están solos, que existen personas que los aceptan tal cual y que se merecen  todo el amor y la felicidad del mundo.

En la actualidad encontramos muchos libros que nos hablan del tema, algunos quizás no son lo suficientemente interesantes por decirlo de esta forma, ya que sólo vienen a seguir fomentando lo estereotipos que se tienen sobre el tema y eso a la larga es tan triste, necesitamos mostrar a la sociedad que los transexuales son primeramente personas, con sentimientos y que también merecen aceptación y compresión no solo que los juzguemos.

Este tema realmente me ha tenido muy intrigada y he estado investigando sobre algunos libros que hablen del tema  y encontré esta historia que se hizo viral en las redes sociales en el 2014 y que ahora Joan Trinidad tomó como inspiración para su novela gráfica titulada GALA.

Esta novela gráfica nos relata el día a día de Gala, una chica que primero es persona y después muchas cosas más. La historia está dedicada a Leelah Alcorn, la joven transexual que se quitó la vida por las dificultades que le suponía esta situación y cuyo caso se hizo conocido al ser pública su carta de despedida en las redes sociales.



Joan nos muestra el lado humano de Gala, ese lado que muchos tratan de pasar desapercibido. Muchas veces por nuestra mentalidad cerrada no logramos ver más allá de nuestro egoísmo e indirectamente aportamos en el dolor que día a día personas como Gala deber vivir en su camino en busca de la felicidad.



Si has llegado hasta aquí solo quiero decirte que debes medir tus acciones y palabras, recuerda que tus palabras tiene el poder de edificar a una persona tanto como llevarla a la deriva hasta un punto de quiebre donde ya nada importa y se niega a seguir viviendo en esta sociedad mediocre y de doble moral. Bajo ninguna circunstancia le digas a una persona  transexual que solo es una etapa, no es una  de esas etapas que debes pasar y ya, es una chica o chico encerrado en un cuerpo donde no se encuentra conforme y tampoco lo confundas con la homosexualidad ya que este es un tema aparte.

Ahora es algo común tanto en series de televisión como libros ver personajes transexuales y sin embargo el pensamiento cerrado de la mayoría de personas no ha cambiado, me encantaría que desde las escuelas se empiece a ver el tema y les enseñemos a nuestros hijos que no existe género para amar, sólo personas que merecen amar y ser amadas.
Les dejare los siguientes títulos de libros por si les interesa leer más historias que traten el tema del transgenero.


          Ø El corazón de la bestia – Brie Random House
        Ø No era quien me dijeron ser – Alejandra Inclán
        Ø Infancia y Transexualidad – Juan Gávilan
        Ø I.D. ¿Por qué no te gusta tu cuerpo? – Emma Ríos
        Ø George (Simplemente se tú mismo) – Alex Gino.

Es de suma importancia que tomemos conciencia respecto al tema y no sigamos esperando historias como la de Leelah, que se cansan de vivir esta vida sin aceptación y solo dolor, que solo esperan que su muerte pueda significar un cambio para todas aquellas personas que están sufriendo lo mismo y a pesar que todo el dolor infringido incluso por su propia familia ni siquiera puedan tener la decencia de escribirle en su lápida el nombre que ella había escogido, si no que al contrario le inscribieron su nombre de nacimiento.

Respecto a mi voluntad, quiero que el 100% de todo lo que legalmente poseo sea vendido, y el dinero (junto con mi dinero en el banco) sea donado a movimientos por los derechos civiles de las personas trans y grupos de apoyo, no me importa a cuál. La única forma de que descanse en paz es que un día las personas trans no sean tratadas de la misma forma que me han tratado a mí, sino que sean tratadas como seres humanos, con sentimientos válidos, con derechos. Las cuestiones de género debe ser enseñadas en los colegios, cuanto más temprano mejor. Mi muerte debe significar algo. Mi muerte debe sumar en el número de gente transgénero que se ha suicidado este año. Quiero que alguien se moleste en mirar ese número y diga “esto está jodido” y lo arregle. Que arregle la sociedad. Por favor”.

Espero que les haya gustado la entrada, la verdad estaba algo indecisa respecto a ella, estoy consciente de que he hablado del tema superficialmente. Aún nos queda mucho por recorrer y así cambiar la mentalidad de nuestra sociedad y quizás nunca se logre del todo, pero eso no quita que debemos poner nuestro grano de arena para tratar de hacer un cambio.
-Ares

No hay comentarios.:

Publicar un comentario