sábado, 14 de enero de 2017

Clásicos/Best Seller

Clásicos/Best Seller

Hola gente bonita es sábado y El Olimpo Entre Libros les trae un tema muy polémico, espero lo comprendan y les aclare en que consiste estos conceptos.






Cuando hablamos de “clásicos” en el mundo de los libros solemos referirnos a los libros que han existido a lo largo de décadas, o incluso siglos, impactando a muchas generaciones de lectores, al mismo tiempo, pueden leerse con el mismo entusiasmo e interés hoy en día que cuando fueron escritos.


Imagen relacionada ¿Qué es lo que convierte a un autor y a su obra en clásicos? ¿Cada época tiene sus clásicos o estos lo son atravesando todas las épocas? ¿Existe alguna receta para convertir un texto en clásico? Estas son algunas de las preguntas que nos realizamos cuando escuchamos “clásico” en la literatura.
Shakespeare, Cervantes, Oscar Wilde, Hemingway,…son sólo algunos de los autores de obras que se han convertido en atemporales. Pero, ¿cómo consiguen perdurar en el tiempo?
Los requisitos que debe cumplir un libro para ser considerado como clásico han sido un tema recurrente en la historia de la literatura y la crítica literaria, y son muchos los autores y pensadores que han intentado definir lo que es un clásico mediante una explicación definitiva que resuelva esta pregunta.



Para poder entender mejor el concepto de “clásico” necesitamos citar a algunos literatos y así saber el significado de este polémico concepto:


  Saint-Beuve piensa que un clásico, además de un texto que debe enriquecer el espíritu humano, debe ser sensato, bello y sano y ser fácilmente contemporáneo a todas las épocas. Pero lo importante de un clásico es que "nos devuelve nuestros propios pensamientos con toda riqueza y madurez [...] y nos da esa amistad que no engaña, que no puede faltarnos y nos proporciona esa impresión habitual de serenidad y amenidad que nos reconcilia con los hombres y con nosotros mismos".

  Azorín nos da una visión dinámica de clásico, el cual debe reflejar la sensibilidad moderna y por lo tanto estar en constante evolución junto con la sensibilidad de las nuevas generaciones. Un clásico estático es un clásico muerto.

     Borges piensa que es peligroso "afirmar que existen obras clásicas y que lo serán para siempre" porque el carácter de clásico no le viene dado a una obra por sus cualidades o méritos intrínsecos, sino por acuerdos y decisiones previas de generaciones de lectores que "han decidido leer como si en sus páginas todo fuera deliberado, fatal, profundo como el cosmos y capaz de interpretaciones sin término". 

    Gadamer distingue entre el aspecto normativo y el aspecto histórico de lo clásico, cosa que ya habían hecho antes Herder y Hegel, y entre la validez permanente e imperecedera de lo clásico y su función como mediador histórico, como engarce entre épocas.


   Para Italo Calvino un clásico es un libro que nunca termina de decir lo que tiene que decir, es un libro de relectura, de descubrimiento constante, cargado de huellas y señales, que suscita incesantemente "polvillo de discursos críticos" y que en definitiva sirve para definirse a uno mismo en relación o quizá en contraste con él.


   Pedro Salinas, afirma que, los clásicos son los escogidos por el sufragio implícito de las generaciones y de los siglos, por tribunales que nadie nombra ni a nadie obligan, en verdad, pero cuya autoridad, por venir de tan lejos y de tan arriba, se acata gustosamente.

En todo caso, un clásico forma parte de una continuidad cultural y representa una influencia, consciente o inconsciente, ineludible para todo aquel que lee y escribe dentro de esa cultura. Cabe destacar que es muy difícil nombrar a una obra literaria como clásico, ya que depende de muchos factores para serlo, pero debemos tener en cuenta que un libro “clásico” debe mostrarnos la realidad de una época que nosotros no vivimos, tal cual es, sus forma de vida y subsistencia y sobretodo la forma de pensamiento de las personas de la época y a su vez dejar una enseñanza.

Fuentes: -El Blog de inmosver
             -Trabalibros



¿Qué es un best-seller? 

Esa es la gran pregunta que muchos nos hacemos y algunos no entendemos

El concepto de best seller (o "superventas”) encierra una categoría perfectamente neutra que, sin embargo, ha acabado designando realidades muy heterogéneas. En sus orígenes se refería simplemente a lo que la expresión denota: los (libros) que se venden más; es decir que superan los superan más de 10,000 ejemplares vendidos, muchos de los llamados “clásicos” han sido y siguen siendo best seller por la cantidad vendida. 

Sin embargo hoy en día se creó un nuevo significado para “best seller”, puesto que los títulos que se vendían mejor coincidían habitualmente con los más populares, y éstos no siempre se adecuaban a los estándares estéticos de la "alta" cultura, luego pasó a calificar también a aquellos libros que, precisamente por venderse bien, eran sospechosos de insuficiencias literarias.

Resultado de imagen para libros best seller juveniles


“Best seller” de masas : una categoría en la que podrían incluirse algunos de los grandes éxitos de los últimos años, desde la serie de Harry Potter o El código Da Vinci hasta la saga Crepúsculo, de Stephenie Meyer- es un fenómeno sociológico. La publicación de cada libro, más allá de sus contenidos, se convierte en un acontecimiento por sí mismo.
El perfil de un libro triunfador en ventas en Estados Unidos tiene alrededor de 375 páginas, una protagonista femenina que preferentemente sea abogada o detective. El género que más vende es el romance y el que le sigue es el thriller. Las frases suelen tener pocas palabras (párrafos con poca complejidad literaria) y casi nunca se usa el punto y coma, contrario a los signos de interrogación que se usan mucho. Se debe tener cuenta que el mercado editorial en cada país (o por regiones) cambia diametralmente: está intrínsecamente ligado a los rasgos culturales y de consumo de lugares dados.

Fuente: -Artículo del periódico “El País”
            -Fahrenheit



Es muy difícil y arriesgado crear un concepto de ambas categorías, sin embargo traté de exponer lo que grandes sabedores y alguno investigadores sobre el tema opinan sobre ello, no todo lo que leemos es buena literatura, la mayor parte de los libros populares y sagas famosas no pasan de entretenimiento y no son avalados por los críticos, ni incluidos en el canon.

En lo personal considero que la mayoría de historias que leemos nos dejan un mensaje y porque no decir, una enseñanza (¡ojo! No todos) pero debemos tener cuidado con lo que estamos leyendo, también hay historias que no dejan nada bueno y la juventud que está leyendo esto lo esta tomando como modelo a seguir. Al terminar cualquier libro debes pensar en cual fue lo bueno, que te enseñó y que puedes tomar de ese libro para mejorar tu vida, si notas que la historia no te dejo nada de eso, entonces no era un buen libro, nada más te entretuvo.

Espero les ayude a entender un poco más sobre los conceptos y de ahora en adelante pongan más atención a lo que leen, que el protagonista sea un persona destructiva y dañe a los que están a su alrededor no es un ejemplo a seguir y no es motivo para suspirar y enamorarte, es motivo para que estés alerta y escojas mejor lo que vas a leer :)





Pórtense mal, hagan travesuras y no se arrepientan de nada


-La Hija de Hades

No hay comentarios.:

Publicar un comentario