miércoles, 26 de julio de 2017

¡YA BASTA! NO MAS A LA EXPLOTACIÓN DE TOMOS UNICOS

¿Les ha sucedido que se encuentran con libros que tal vez no son lo mejor, pero sí son bastante entretenidos y fáciles de leer? Aquellos que en un principio se suponía serían tomos únicos, y de los cuales hoy en día te encuentras con todo un universo.

 Porque, seamos sinceros, si ya vimos que la mina sigue dando oro, ¿por qué no explotarla al máximo? 


Empecemos con Jamie McGuire, un claro ejemplo. Es más, a mí parecer es la reina en esta nueva tendencia y la musa que me inspiró a crear ésta entrada; cómo no recordar aquel primer libro de cierto chico guapo, rebelde y tatuado, aquel que al fin encuentra a su pichón, perdón, a su paloma, y del que ahora contamos con libros no sólo de sus hermanos, primo, la paloma, 10 años después, su papá y muy próximamente los compañeros de trabajo de su hermano mayor.

Y todos nos preguntamos ¿Qué espera McGuire para al fin dejar descansar a la familia Maddox?


Obviamente no podía dejar fuera a la princesa, que vendría siendo Abbi Glines  quien nos ha demostrado a muchos, que la unión de dos series palomeras tal vez no nos dé las mejores historias, pero sí llena bastante bien los bolsillos. Y es que sigo sin entender cómo fue posible crear una serie con una perspectiva espacio tiempo de al menos 20 años, en el cual pareciera que estamos en el mismo año que el de la series originales ¿Acaso el mundo no prosperó? Y eso es lo de menos, porque quien ya ha leído esos “nuevos libros” sabemos que es más de lo mismo.

Abbi, existe algo que se llama "evolución y crecimiento".


Y por último, pero no menos importante, tenemos al "Amo". Nuestro hombre tormentoso y dañado, el verdadero, imitado pero nunca igualado: Grey, quien no se quiso quedar atrás y le exigió a su siempre fiel y servicial sumisa E. L. James un POV idéntico al del libro "50 sombras de Grey", y al decir idéntico me refiero a que es lo mismo y ni te creas que encontrarás alguna escena extra, porque en éste libro no es el caso, y no hace falta, porque con que lo cuente el Amo bonito es más que suficiente, Ajá, sí cómo no…  y esperen, que próximamente se viene la parte dos.



¿Pero saben qué es lo más triste?  Que en éstos casos pareciera que las escritoras están en su zona de confort y que sólo piensan en lo económico,  ya que se han dado cuentas de que estos personajes fueron muy amados y especiales para sus lectoras.

Y dejan de lado que en algunos casos, como el mío, lo único que han logrado con tanto libro es que los empiece a odiar porque creo que tal vez algo nuevo sería mil veces mejor.

-Hera

martes, 25 de julio de 2017

Reseña - Bound by Hatred




Bound by Hatred

Sinopsis:
Cuando Gianna vio cómo su hermana Aria se casaba con un hombre que apenas conocía, se prometió a sí misma que no permitiría que le sucediera lo mismo.
Matteo - La Hoja - Vitiello fijó sus ojos en Gianna el momento en que la vio en la boda de su hermano Luca, y Rocco Scuderi está más que dispuesto a darle a su hija, pero Gianna no tiene intención de casarse por otra razón que el amor. Unos meses antes de la boda, Gianna se escapa de sus guardaespaldas y huye. Ella tiene bastante dinero para huir a Europa y comenzar una nueva vida. Pero permanecer sin ser detectado cuando la mafia está en busca de ella es un reto que lo lleva todo, sobre todo porque uno de sus mejores cazadores y asesinos está detrás de ella: Matteo Vitiello.

jueves, 20 de julio de 2017

Historia de Vida: Cómo me volví adicta a la lectura



Cómo me volví adicta a la lectura


Esta historia comenzó hace muchos años atrás, probablemente delataré mi edad actual al escribir esto, pero eso es lo de menos.




 Corría el año '89, en el sur de Chile, un lugar lluvioso, muuuuuy lluvioso, tanto así que solía decir que disfrutábamos de nuestro verano con 5 días de sol al año. (Me centro en esto porque es importante para lo que sigue).   ¡Bien!   Decía que el clima era tan malo, que para una pequeña niña de 6 años a esa fecha, no se me ofrecían muchas actividades para realizar al aire libre, y sobretodo porque me habían detectado asma crónico y tuve que desechar hasta mis muñecos de peluche, ¡blablablá!...    En el colegio ya había comenzado a leer, en realidad no me costó mucho, tuve bastante cercanía a los libros desde pequeña…  Fue entonces, cuando revisando los de mi mamá, encontré uno que tenía una portada que para una niña era bastante llamativo. El libro era el siguiente:

 


Fue maravilloso encontrar una historia tan bella, en un libro de mi mamá (a esa edad una piensa que los adultos son complicados y aburridos),  ¡Pero no!  Había encontrado un tesoro en mi hogar.  

Cómo no habían tantos recursos, acudí a mi madrina, quien tenía en ese entonces tantos libros como el alto de su pared (Para mí era enorme, porque debo haber medido 1 metro y algo a esa edad).
Ella me prestó a PAPELUCHO, y volví a quedar maravillada. Fue mi primera SAGA que pude leer completa. 


 



Era tanto mi afán por la lectura que continuamente molestaba a mi familia para poder acceder a algún otro título interesante: Mi abuelo me regaló La Cabaña del Tío Tom, un colega del trabajo de mis padres me regaló Las Aventuras de Tom Sawyer. Y cada día que transcurría en el colegio era maravilloso, porque había ¡¡¡LECTURA OBLIGATORIA!!! ¿Lo pueden creer?   ¿Te obligan a leer?    (Eso es simplemente porque a algunos no les gusta, ¡Ah! Y porque el Ministerio de Educación pone algunos tipos de géneros literarios específicos para que aprendas).




Para mi jamás fue obligado, disfruté de Juan Salvador Gaviota, El Quijote de La Mancha, Golondrina de Invierno, y muchos otros más que pasaron por mis manos. ¡Leía de todo! Hasta las etiquetas del de los productos de limpieza que estaban en el baño cuando no había revistas ni celulares…. Probablemente era la “nerd” de la época, pero no me importaba absolutamente nada más que leer, mmmm... Bueno, Fox Mulder también, pero eso es tema para otro día. 


      



Eso, hasta que fui mamá…. No, no dejé de leer… Sólo que el volumen de tiempo que utilizaba para eso, cambió… Mis novelas y libros, ya no tenían 400 páginas como mínimo, sino que a lo mucho eran 4 páginas y tenían texturas y colores entretenidos. Cambié, pero no para mal, si no que me adapté para transmitir a mis pequeñas el amor por la lectura desde su más pequeña infancia. Lo bueno de esto, es que pude transmitirlo a mi pareja, y él se ha sumado a mi campaña de “sembrar lectura” a nuestras bebés”.








Ahora, busco mis espacios para leer tranquila, y debo admitir que el boom de los ebook me ha ayudado bastante en eso, ya que no necesito tener la luz encendida, sino que simplemente la pantalla ilumina los textos que devoro hasta altas horas de la noche. Mis hijas saben que me gusta disfrutar de libros por horas.  El contar con independencia económica también ayuda bastante, y en vez de comprar zapatos extra o carteras, yo invierto en libros. Creo que son la mejor herencia que uno puede dejar… Y hasta el momento encontrarme entre el grupo de diosas, me ha llevado a nada más que fortalecer el amor por la lectura que ya traía en mi código genético hace años... ¡Gracias por los vicios sanos colectivos que te llenan la mente de historias y son capaces de transportarte a un sinfín de mundos mágicos! ¡Que te llenan el alma de personajes eternos que siempre estarán ahí cuando tengas el libro en tus manos!

¿Y tú que piensas? ¿Cuál fue tu historia? ¿Qué tipo de literatura te llama más la atención?





**Hécate**

“Leo porque me resulta mejor que no hacerlo. Leo porque no puedo no leer. Leo por hábito, lo que es censurable y poco inocente. Leo, incluso, porque cada lectura me ha dado motivos más fuertes para continuar haciéndolo”

Luis Carlos Torres Soler